top of page
  • Raúl Romero

Las energías renovables pueden hacer de Chile un líder mundial en la producción de H2

Vamos a soñar con el futuro de nuestra angosta y larga faja de tierra llamada Chile. Aquella que cuenta con el desierto más árido del mundo y con una costa de unos 4300 km de largo que es acompañada de norte a sur por una cordillera plagada de volcanes que cada día liberan su energía haciendo tremer nuestras casas. Tal es la variada diversidad de nuestro clima, que incluye al frío y ventoso territorio antártico.


Cada una de esas cualidades nos brinda, generosamente, un potencial enorme de generación de energías renovables y de enormes riquezas. Sin embargo, podría decirse que las que destacan principalmente son las energía hidroeléctrica, energía solar, energía eólica, energía geotérmica y energía maremotriz.


El aprovechamiento de la energía solar, cuya fuente más desarrollada en la actualidad es la fotovoltaica, presenta condiciones óptimas de generación en el Desierto de Atacama, que tiene una superficie aproximada de 105.000 km2. Esa región recibe la mayor radiación electromagnética del mundo, con un potencial para recibir en promedio del orden de 5 a 12 Kwh/m2 en invierno y verano.



Por su constancia en el tiempo, que permite la generación continua de energía, nuestra extensa línea costera presenta un significativo recurso eólico con un gran potencial y calidad de los vientos: Chile cuenta con 205 MW de parques eólicos instalados y más de 3500 MW en procesos de construcción, aprobados en espera de financiamiento y otros en trámites de aprobación.


En el Círculo de Fuego del Pacífico, una cadena de aproximadamente 90 volcanes chilenos, de los cuales 60 están activos, surgen como un potencial enorme de energía geotérmica proveniente del interior de la tierra.


Aunque se trate de un tipo de energía que quizás tenga mayor crecimiento tecnológico en el futuro, la mareomotriz es un desarrollo que Chile puede permitirse ya que posee la costa con mayor longitud del mundo. La energía puede surgir de diversos modos: ya sea generada por las corrientes marinas, aprovechamiento de las olas (undimotriz), energía de las mareas (mareomotriz), energía mareo térmica, energía proveniente del gradiente salino, etc.

Comments


bottom of page